portada_airelibre
Ya nos hemos acostumbrado a ver corredores entrenando en cualquier parte de nuestras ciudades, debido al tremendo auge del ‘running’ y la abundante agenda de eventos populares. Por otra parte, está siendo cada vez más común ver gente que cambia las paredes y las luces del gimnasio por el verde y el aire libre de los parques a la hora de hacer cualquier otro tipo de entrenamiento.
Cuando le preguntamos a alguien el porqué prefiere realizar sus entrenamientos fuera del gimnasio nos suele responder que aparte del motivo económico (suele ser más barato, ya que no se pagan matrículas, uso de instalaciones, etc.) está el hecho de poder hacer ejercicio al aire libre, después de haber pasado una jornada laboral bajo un entorno más cerrado. Entrenar al aire libre nos permite perseguir los mismo objetivos que en un gimnasio, añadiendo además beneficios sobre los niveles de estrés, tensión, etc. y aumentando tanto la sensación de energía como el compromiso con la actividad. (estudio de la Univ. de Exeter, 2011).

Para comprobar el auge de esta tendencia no tenemos más que darnos una vuelta por cualquier parque urbano en horario de tarde. En cualquier rincón aprovechable podemos ver pequeños grupos o gente aislada dando saltos, levantando cosas y resoplando por su cuenta o bajo la dirección de algún entrenador. Todo esto también se refleja en la cantidad de aplicaciones para móvil que podemos encontrar para ponernos en forma con el mínimo equipamiento (7 Minutes Workout, Freeletics…). De todas formas siempre es conveniente, al menos por unas cuantas clases, contar con el asesoramiento de un profesional para corregir defectos en la técnica de los ejercicios, o incluso en la programación de estos (las aplicaciones publican sus programas sin tener en cuenta que podemos tener una lesión, nuestras circunstancias personales, o si perseguimos un objetivo concreto).

La modalidad que más podemos observar en los parques de nuestras ciudades es la que se suele denominar “entrenamiento en grupos reducidos” en donde un entrenador dirige clases a grupos de entre 6 y 10 personas. Los usuarios de estos programas obtienen mayor atención durante la clase, aparte de la posibilidad de adaptar mejor los entrenamientos a sus posibilidades y objetivos. Básicamente estás disfrutando de los servicios de un entrenador personal, compartiendo los gastos con otros usuarios.

En Disfruta del Deporte te ofrecemos la posibilidad de unirte a nosotros para entrenar en los parques de Las Palmas de Gran Canaria aprovechando el que dicen ser el mejor clima del mundo, puedes consultar nuestras tarifas aquí. Si tienes alguna propuesta o necesidad concreta, no dudes en contactarnos.