Esta serie de artículos que comenzamos hoy está encaminada a allanar el camino (esto puede leerse casi en sentido literal) a todo aquel que quiera iniciarse en el calzado minimalista e incluso a aquel que quiera probar a correr con él. Nos basamos en una guía muy útil que tienen en la página de Five Fingers Europa y en los artículos publicados por el Dr. Lieberman de la Universidad de Harvard.

Sigue estos pasos para empezar a dar tus primeros pasos…

  • Conoce tus pies: En cada pie tenemos 26 huesos, 33 articulaciones y unos 40 músculos, aparte de cientos de receptores mecánicos, tendones y ligamentos. Son unas estructuras muy complejas y tremendamente eficientes. Debido al uso del calzado tradicional, estas estructuras se han visto limitadas y, la mayoría de las veces, debilitadas. Es por eso que tenemos que prestar especial atención a fortalecer nuestros pies y hacer que descubran el nuevo mundo que se extiende ante ellos, es decir, a los pies de nuestros pies…en fin…
  • Prueba diferentes superficies: Tus pies son muy buenos a la hora de recoger información del entorno. Miles de receptores neuronales envían en cada paso información al cerebro para situar el cuerpo en el espacio y contarle cómo es el terreno que pisas. Estimular estos receptores andando descalzo o con calzado minimalista mejora el equilibrio, la circulación y la salud general de nuestros pies.
    • Primero, prueba “experimentos sensoriales” como mirar la pinta que tienen tus pies descalzos (a veces los conocemos poco); CR_771657_legosmasajéalos con los dedos, con el codo contra la planta del pie,  ayúdate con las manos para flexionar y extender los dedos del pie…
    • Camina en diferentes superficies, siempre en un entorno controlado, explora tu casa, tu jardín, la playa, algún sitio con césped, asfalto. Es curioso ver cómo sin darnos cuenta adaptamos poco a poco la pisada a la superficie…¡cuidado con los legos!
  • Pon tu pie en forma: quizá después de caminar un rato descalzo en casa, el parque, o el trabajo (quien sabe, si puedes aprovecha), notes la planta de tus pies dolorida o cansada. Por eso, lo más recomendable antes de empezar a usar de forma más o menos continuada cualquier calzado minimalista es que hagas durante un par de semanas ejercicios como los siguientes:
    • Elevaciones de talones: ponerse de puntillas estando de pie.
    • Agarre con los dedos: hacer el gesto de encoger los dedos del pie como si agarrases un lápiz, también estando de pie.
    • Flexo-extensión plantar: sentados con los pies en el aire, doblar los tobillos llevando la punta de los pies hacia arriba, y luego en sentido contrario, poniendo los pies “de punta”.
    • Abrir dedos-tamborilear: pues eso, estando de pie, separar los dedos entre sí todo lo posible. Intentar también “tamborilear”, apoyando los dedos en el suelo como haciendo una ola (puedes animarlos haciendo el ruido, como si estuvieras en el estadio de fútbol…)
    • Ladear los pies exageradamente: estando de pie, apoya el lado externo de los pies, ladeándolos todo lo que puedas, y luego haz lo mismo en sentido contrario.
    • Pasarse una toalla: sentado, agarrar una toalla del suelo con los dedos (del pie eh) y pasarla al otro pie.
    • Puedes plantearte estos ejercicios como un entrenamiento de musculación, haciendo 3 series de 20 repeticiones de cada ejercicio 3 veces por semana, durante 3-4 semanas.

SimpleHennaDespués de todos estos consejos y ejercicios, es cuestión de que vayas añadiendo poco a poco el uso de tu calzado minimalista en tus tareas diarias, algún paseo corto, etc. Y lo más importante de todo, que escuches a tus pies. Si te duelen, los notas cansados, te están diciendo que necesitan recuperarse, ten en cuenta que estás moviendo músculos que llevaban toda tu vida anestesiados, así que la regla número uno es tener paciencia.

Dentro de poco escribiré también alguna pauta que otra para iniciarse en el “correr minimalista” así que si quieres enterarte puedes seguir al blog tanto por nuestra página en Facebook, como por nuestro perfil en Twitter. Ya sabes que también puedes utilizar esos medios para hacer llegar cualquier consulta.