A veces nos preguntamos como ciertas personas sacan tiempo para hacer tantas cosas. Parece que invierten energía sin descanso en sacar todos sus proyectos adelante…¿sin descanso? Bueno, hasta los galos de la aldea de Astérix y Obelix, con poción mágica y todo, se pegaban un banquete de jabalí después de zurrar a los romanos, y de eso precisamente vamos a hablar, de la importancia de sacar tiempo para nosotros y “desconectar”.

Como dice Tony Schwarz, fundador de The Energy Project “la importancia del descanso está arraigada en nuestra fisiología. Los seres humanos no están diseñados para gastar energía de forma continuada, más bien estamos destinados a alternar estados de gasto de energía con estados de recuperación de energía”.

Según defiende Schwarz, cada vez nos resulta más difícil satisfacer las incontables exigencias del día a día, a un ritmo cada vez más agobiante. Paradójicamente, la mejor manera de hacer más, es pasar más tiempo haciendo menos. Diversas investigaciones demuestran que las “recuperaciones estratégicas” aumentan la productividad, el buen desempeño laboral, y por supuesto la salud.

Te mostramos siete maneras con las que gente conocida (y no tan conocida) se oxigena y recupera para mantener las baterías cargadas:

Simplificar lo inevitable: Chris Solarz, un asesor de pensiones, no ha tomado el metro para ir al trabajo en nueve años. Este neoyorquino recorre los 6,5 km. que le separan de su trabajo corriendo todos los días. “El tiempo de traslado al trabajo es tiempo inútil” dice este corredor, que usa este trayecto como preparación para el resto del día. Quizá no puedas prescindir de tu tiempo de transporte al trabajo, pero sí puedes simplificar algo en tu vida o sustituirlo por algo que controles y te aporte algún beneficio.

Mantener nuestros amigos (peludos) cerca: Muchos presidentes y altos cargos políticos, o personalidades del mundo de los negocios se han llevado a sus mascotas incluso a la Casa Blanca (en el caso de los presidentes de Estados Unidos). Nuestras mascotas pueden contribuir a bajar la presión sanguínea y reducir los niveles de estrés.

Échate una siesta: Compañías como Google, o Procter & Gamble, han añadido a sus oficinas cuartos acondicionados para poder disfrutar de una cómoda y reparadora siesta. Después de todo, una siesta de 15 minutos puede hacer más por tu energía y tus niveles de estrés que cualquier otra solución a la que solemos recurrir cuando nos sentimos “hasta arriba” (como fumar, comer desordenadamente, etc.).

Desenchúfate: Si, la gente ocupada tiene un montón de trabajo que hacer, mantener el contacto con gente, comunicarse. Pero esta misma gente sabe que si no desconectan del todo de vez en cuando, pueden acabar “quemándose”. Muchos aprovechan al menos uno de los días del fin de semana para llevar a cabo su particular ritual de purificación.

Juega: El juego no es algo que deba reservarse únicamente a los niños. Según Scott G. Eberle, editor del American Journal of Play “La necesidad de novedad y placer que satisface el juego no se pierde cuando crecemos”. La mayor parte de la gente exitosa sabe de la importancia para la salud que tiene poder reservar un tiempo para divertirse de vez en cuando.

Medita: La meditación se ha convertido en tendencia entre la gente más exitosa. Desde Oprah Winfrey a Rupert Murdoch, las grandes estrellas de los negocios están descubriendo los beneficios de la meditación. Se ha demostrado que la meditación contribuye a disminuir el estrés, aumentar la creatividad, y conectarnos más con nuestro yo verdadero. Y no lleva mucho tiempo comprobar sus resultados, con sólo 10-15 minutos de meditación ya podemos obtener beneficios.

Disfruta de la naturaleza: Muchas de las personalidades más ocupadas y públicas aprovechan los días libres o los fines de semana para escaparse fuera de la ciudad, cuidar de un jardín o disfrutar de la naturaleza de alguna manera.

Fuente:http://www.huffingtonpost.com/2013/10/06/how-highly-successful-peo_n_3983196.html

Aunque todo esto suena idílico, para algunos puede parecer una utopía poner todo esto en práctica, con la vida ocupada que tenemos. Podemos pensar que esto sólo se lo pueden permitir los dueños de grandes empresas, cargos políticos, etc. y no alguien que todos los días lucha por sobrevivir o sacar adelante una familia en un país con un montón de problemas.  De todas formas, creo que lo que interesa, si queremos conservar algo de nosotros en el torbellino que supone el día a día, es sacar un rato al día para nosotros, aunque no sea ninguna de las cosas de la lista, y aunque no sean más de diez minutos, lo que importa es que encontremos una receta que nos funcione. ¿Tienes tú la tuya? Si te apetece la puedes compartir por aquí o a través de nuestra página de Facebook.