Comparto hoy la publicación de la página de Facebook, Strength and Conditioning Research, donde comentan un estudio del 2001 en el que se midió la actividad de los isquiotibiales y el glúteo mayor en contracción isométrica máxima, en diferentes ángulos de flexión de cadera.

El estudió comprobaba la activación de la musculatura extensora de cadera (isquiotibiales y glúteo mayor) en diferentes ángulos, con las rodillas flexionadas. Descubrieron que la actividad muscular del glúteo era un tercio menor cuando la cadera estaba flexionada, que cuando estaba completamente extendida.

grafico estudio gluteos

¿Qué conclusión podemos sacar de estos datos? Pues que los ejercicios que provocan contracciones máximas en el glúteo mayor con la cadera en flexión (las sentadillas son el mejor ejemplo: requieren el mayor trabajo glúteo en la posición más baja, con mayor flexión de cadera), puede que sean menos efectivos que aquellos en los que se contrae el glúteo de forma máxima en posiciones cercanas a una extensión completa de cadera. Ejemplos de este movimiento pueden ser los puentes en posición supina, o los hip thrust, puestos tan de moda por Bret Contreras.

Si tu objetivo es desarrollar la fuerza o la masa muscular de tus glúteos (tanto para el rendimiento deportivo como para la salud es una zona que conviene siempre mantener en forma), con estos datos tienes argumentos para usar los ejercicios más eficientes y aprovechar al máximo el tiempo.