Saltar al contenido
Disfruta del deporte

Qué es el pulso

que es el pulso

¿Qué es el pulso?

Como deportistas resulta importarte saber qué es el pulso, conocer sus características, así como saber medirlo y controlarlo.

Básicamente se trata de las ondas de presión motivadas por la circulación de la sangre, que resulta bombeada por el corazón (concretamente por el ventrículo izquierdo) a través de las arterias.

Su medición resulta útil en medicina para calcular la frecuencia cardíaca, obteniendo los siguientes resultados:

  • Pulsaciones/minuto (ppm). Tomada en las arterias periféricas, como la muñeca.
  • Latidos/minuto (lpm). Cuando es tomada a nivel de corazón.

No debemos confundir pulso con presión arterial, ya que la presión arterial se refiere a la fuerza de empuje de la sangre dentro de las paredes de las arterias.

La importancia de controlar el pulso

Un pulso irregular o fuera de los parámetros normalmente aceptados según las circunstancias, puede ser un síntoma de enfermedad grave. Al menor síntoma debemos acudir al médico.

Principales beneficios de prevención y control del pulso:

  • Detecta problemas de corazón como pueden ser las arritmias y taquicardias (provocadas por fibrilación auricular, entre otras).
  • Comprueba que nuestro corazón trabaja a una frecuencia saludable durante y después de realizar ejercicio.
  • Nos sirve para planificar la intensidad y duración de nuestros entrenamientos de forma mucho más eficiente y segura.

Una de cada 4 muertes está provocada por una enfermedad cardíaca.

¿Cómo medir el pulso?

Ya sabemos qué es el pulso, ahora necesitamos medirlo de una forma rápida y sencilla. Existen diversas formas de hacerlo a través de medidores y monitores electrónicos que detectan, memorizan y llevan un seguimiento continuo de nuestras pulsaciones, saturación de oxígeno, alarmas, nos avisan de posibles anomalías, etc.

Podemos destacar los siguientes:

Por supuesto, de forma ocasional también podemos medir el pulso de una forma manual y básica, aunque en este caso renunciamos al seguimiento preciso y monitorizado que nos proporciona la tecnología.

Una forma sencilla sería presionando suavemente con los dedos índice y medio sobre la parte posterior de la muñeca, tal como se muestra en la siguiente foto:

que es el pulso
Midiendo el pulso de forma tradicional

Ahora debería sentir los latidos o pulso, si no es así intente desplazar los dedos ligeramente en la misma zona de la muñeca. Con ayuda de un reloj cuente las pulsaciones obtenidas durante 1 minuto (o bien durante 30 segundos multiplicando por 2 el resultado).

El número obtenido son las pulsaciones por minuto (ppm), y puede serle de gran utilidad para controlar su ritmo cardíaco, detectar posibles anomalías, y también para realizar los ajustes necesarios en su entrenamiento.

Si tiene alguna duda al respecto debe consultar con su médico o preparador físico.

Valores de la frecuencia cardíaca

Se considera que una frecuencia cardíaca normal en adultos se encuentra entre 50 y 100 ppm (pulsaciones por minuto).

Existen estudios que demuestran la asociación de enfermedades cardíacas (y menor esperanza de vida) a mayor frecuencia cardíaca.

Cuando realizamos ejercicio, nuestro corazón responde bombeando sangre a mayor velocidad para poder atender la actividad de nuestro organismo.

Existe una frecuencia cardíaca máxima de promedio que corresponde al 100% de esfuerzo. Se calcula restando 220 lpm – edad.

A continuación tenemos una tabla que muestra los rangos de frecuencia cardíaca ideal dividida por edad y nivel de esfuerzo.

EdadRitmo cardíaco ideal de un 50 al 80% de esfuerzo (ppm)Frecuencia cardíaca máxima al 100% de esfuerzo (ppm)
20 De 100 a 170200
30De 95 a 162190
35De 93 a 157185
40De 90 a 153180
45De 88 a 149175
50De 85 a 145170
55De 83 a 140165
60De 80 a 136160
65De 78 a 132155
70De 75 a 128150
estos valores son relativos y pueden variar según el estado físico de la persona

Es importante que las personas realicen frecuentemente ejercicio con el fin de lograr un ritmo cardíaco saludable.

Como ya comentamos anteriormente, también es necesario controlar las pulsaciones en niveles óptimos para evitar lesiones y problemas físicos.