Saltar al contenido
Disfruta del deporte

Running: alcanzando metas

Running
Uno de los deportes más antiguos y naturales

Running: definición

Running es una palabra inglesa, que en su acepción referida al deporte se puede traducir por “correr” ó “corriendo”.

Desde hace unos años la práctica de Running ha tenido una gran aceptación en la sociedad. Tenemos que admitir que se trata de un deporte que engancha. A sus beneficios físicos y mentales tenemos que añadir que se trata de una actividad muy sencilla y barata de practicar.

Solos o en compañía, no dependemos de horarios ni necesitamos gimnasio para disfrutar de todas las ventajas que nos ofrece este sano deporte. Tan solo nos basta con la ropa adecuada y una ruta o camino seguro para empezar a correr.

Beneficios del Running

Son muchos los beneficios que aporta la actividad de correr. Entre ellos, podemos destacar los siguientes:

  • Mejora el aparato locomotor: huesos, músculos, tendones, ligamentos y articulaciones, se verán altamente beneficiados.
  • Beneficia el sistema respiratorio: los pulmones realizan mejor su función y llevan más oxigeno a la sangre.
  • Mejora el sistema cardiovascular: al aumentar el volumen de sangre, el corazón necesita menos esfuerzo para bombear.
  • Potencia el sistema defensivo: nuestro cuerpo creará mayor inmunidad a virus y bacterias.
  • El running previene enfermedades: reduce el colesterol malo (LDL), las enfermedades coronarias, baja la presión arterial, fortalece los huesos y retrasa la aparición de osteoporosis.
  • Físicamente nos ayuda a perder peso de una forma que pocos deportes consiguen.
  • Nuestro cuerpo se tonifica y se estiliza, previene la obesidad y nuestra piel puede parecer más joven y firme al recibir mayor concentración de sangre.
  • Es una actividad desestresante y te ayuda a reflexionar y aclarar tus ideas durante el entrenamiento.
  • Nuestro cuerpo liberará serotonina y endorfinas (hormonas de la felicidad). Te sentirás mucho mejor después de correr. Te hará más feliz.
  • Dormirás mucho mejor y te levantarás más descansado y lleno de energía por la mañana

Prevenir siempre

Ahora que ya tenemos claro que deseamos obtener todos esos beneficios del Running y engancharnos a este saludable deporte, debemos comprobar si reunimos las condiciones físicas necesarias para ello.

Un profesional médico debe indicarnos si nuestro organismo está en condiciones de soportar el esfuerzo físico al que le vamos a someter. Este punto es importante para evitar posibles problemas de salud.

running prevenir
Consultar a tu médico es curarse en salud

Empezamos a correr

Como habrás adivinado, la equipación principal del corredor de Running, además de ropa deportiva cómoda, son las zapatillas. Es fundamental que sean lo más ligeras posible y se adapten perfectamente a tu pie.

Antes de iniciar la marcha, debemos calentar para evitar lesiones y aumentar la movilidad y la flexibilidad.

Debemos iniciar los 5 ó 10 primeros minutos de carrera de forma tranquila y a baja intensidad.

No importa la cantidad de km que seas capaz de hacer al principio, o si te cansas rápidamente. Lo importante en el Running es progresar de forma progresiva en los próximos entrenamientos. Y ten por seguro que progresarás casi sin darte cuenta.

Si recién comienzas en el Running y te fatigas después de un largo tiempo inactivo, prueba a caminar rápido y a correr en tramos pequeños.

Es interesante variar la rutas y las características de la mismas (rampas, escaleras, tipo de suelo, etc.). También debemos alternar la velocidad (aumentando el ritmo) y la resistencia (duración de la carrera).

Es muy importante hacer ejercicios de estiramientos tras la carrera. Así evitaremos posibles agujetas y lesiones.

Procuremos no correr a diario, sobre todo si eres principiante. De esta forma no fatigaremos el cuerpo y le daremos tiempo a recuperarse.

No incrementes de forma excesiva la distancia de tus rutas ni el tiempo de carrera. Es mejor ampliarlas lentamente para acostumbrar al organismo.

El Running es un magnífico deporte que se puede completar perfectamente con otros muchos, y así poder ejercitar distintas partes del cuerpo.

¿Aburrido el Running?

De ninguna manera. Hay muchas formas de hacer de esta actividad una agradable experiencia:

  • Lleva contigo tus auriculares para escuchar tu música favorita.
  • Pide que te acompañe algun/a amigo/a. En cualquier caso, es muy probable que encuentres gente corriendo por la misma zona y puedas entablar conversación.
  • Cambia de ruta y descubre nuevas zonas y paisajes que desconocías.
  • Apúntate a carreras de aficionados para mantener tu ánimo deportivo.

No lo olvides…

No salgas a correr sin un plan de preparación, sin asesoramiento previo por parte de gente con experiencia, y sobre todo sin una consulta a tu médico.

Trail Runnig: naturaleza abierta

Si deseas algo más natural y saludable que los circuitos urbanos y las superficies asfaltadas rodeadas de humo y de tráfico, deberías probar el Trail Running. Nada es más sano que correr por la montaña y sus senderos, respirando aire puro y disfrutando de la naturaleza.

Según las características del terreno, podemos encontrarnos con tramos de suelo realmente variado (hierba, barro, piedras, nieve…), donde debemos llevar el calzado adecuado, así como de subidas donde será aconsejable el uso de bastones y bajadas donde deberemos amortiguar bien los impactos apoyando el antepié.

trail running
Caminos amplios o senderos estrechos: tú eliges la ruta

Existen rutas ya definidas y competiciones de Trail Running alrededor de multitud de montañas. Posiblemente algunas cerca de tu localidad. Pero la esencia verdadera del Trail Running no consiste en competir, sino sentirte en contacto con la naturaleza y vivir nuevas experiencias y aventuras.

Correr en la montaña es más duro que en la ciudad, debido sobre todo al desnivel del terreno y el cambio de ritmo de carrera. A menudo es necesario mantener un buen equilibrio, utilizando incluso los brazos. También suelen ser carreras más cortas y adaptadas al nivel de los participantes.

Como imaginarás, el movimiento de pies es distinto a las carreras en asfalto, ya que la zancada es a menudo más alta y tiene más impacto sobre el suelo. Para ello deberás elegir unas buenas zapatillas de Trail Running, que suelen ser más rígidas y grandes que las de Running, aunque al final debes elegir las zapatillas que mejor te sienten y se adapten mejor a tu forma de correr y las características del terreno.